Mascarpone con Miel

  • Mascarpone con Chocolate

  • Mascarpone con Fresa

  • Mascarpone con Piña

  • Mascarpone con Miel

  • Mascarpone con
    Frutos Rojos


  • "Mascarpone con Miel"

    Mascarpone con Miel



    Si os gusta la miel, esta receta de mascarpone con miel os va a encantar, ya que la combinación de sabores y texturas que presenta es realmente apetecible y muy agradable al paladar.

    Ingredientes:

    - 250 ml de nata para cocinar
    - 500 gramos de mascarpone
    - Tres huevos
    - Un chorreón de Baileys
    - Dos cucharadas de miel

    


    Preparación:

    Para preparar esta receta vamos a comenzar echando en una cacerola no muy grande la nata y poniéndola a calentar a fuego no muy fuerte. Añadimos un par de cucharadas de miel y un chorreón de Baileys, que le va a dar a nuestra receta un toque de sabor especial, y sin abusar de demasiado alcohol. Vamos removiendo mientras se va calentando la mezcla, hasta que esté a punto de hervir, en ese momento apartamos del fuego y dejamos enfriar un poco para utilizarla más adelante.

    A continuación vamos a separar las claras de las yemas de los huevos, con cuidado de no mezclarlas. Al acabar vamos a batir las yemas hasta dejarlas bien batidas, y después vamos a añadirles la mezcla anterior que hicimos con la nata, pero sólo cuando ésta no esté caliente, para que las yemas no se cocinen con el calor residual. Lo batimos todo de nuevo para que se mezclen ambos ingredientes formando una mezcla homogénea. Si quieres puedes emplear unas varillas manuales para hacerlo de una forma más sencilla.

    Una vez lo hayamos mezclado todo, ponemos de nuevo a calentar la cacerola, a fuego suave, y esperamos a que la mezcla se vuelva más cremosa. Hay que dejarla más bien espesa y densa. Una vez conseguido el resultado deseado podemos pasarla por un colador, así le quitaremos los posibles restos de yema que se hubieran podido cuajar, aunque si lo hemos hecho correctamente no sería necesario este paso.


    Ya sólo nos queda pasar la crema resultante en a un recipiente que nos guste para servir el postre, o a unos recipientes individuales, los que más te gusten. Cuando hayamos vertido toda la crema, la metemos en la nevera para que se enfríe bien y se acabe de cuajar. En un par de horas o así estará perfecto para servir este rico postre de mascarpone con miel, que esperamos que os guste y repitáis en más ocasiones. Una buena opción es servirlo con algunos frutos rojos por encima, eso lo hacen un postre aún más rico y completo.